El desafío de hacer agricultura en el desierto más árido del mundo

La Asociación de Productores y Exportadores Agrícolas del Valle de Copiapó, más conocido como APECO, forma parte de la SNA desde hace 27 años. ¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus principales objetivos y logros? Aquí les contamos.

Lina Arrieta, Presidenta de APECO, junto a Alejandra Narváez, gerente general de la Asociación Gremial, cuentan que desde la década de los 80, la asociación de productores y exportadores agrícolas del valle de Copiapó, aprovechando las excelentes condiciones de clima, “asume el desafío de hacer agricultura en uno de los desiertos más áridos del mundo, llegando a producir fruta que cumple con los más altos estándares de calidad e inocuidad alimentaria, contratando para ello a miles de hombres y mujeres cada temporada”.

Fue en 1992, cuando la Asociación se constituye con personalidad jurídica cumpliendo así 27 años en octubre próximo.

Como Asociación, una de las principales funciones es ser el nexo entre las entidades públicas y sus asociados, coordinando instancias de colaboración, participación, generación de proyectos, resolución de necesidades y problemas que aquejen a sus asociados. “Como gremio nos esforzamos por participar activamente en todas las actividades públicas y privadas a las que somos invitados, representando a la agricultura en una región que es preferentemente minera”, recalcan Lina y Alejandra.

APECO tiene como misión, además de unificar y representar los intereses colectivos de los productores y exportadores agrícolas del valle de Copiapó, abogar por la “creación de políticas públicas y programas que incentiven la inversión, el crecimiento sustentable y la competitividad del sector agrícola”, como señalan sus autoridades. También promueve la responsabilidad social, la protección del medio ambiente y el uso eficiente del recurso hídrico; y fomenta la innovación junto con el desarrollo y la capacitación del recurso humano de las empresas agrícolas.

PROBLEMAS Y DESAFÍOS DE LA REGIÓN

“La fruta del valle, se exporta a más de 56 destinos, siendo los mercados más importantes Estados Unidos y China” afirman Alejandra y Lina por lo que “la apuesta de nuestros productores y exportadores es continuar trabajando en la producción de fruta con los más altos estándares de calidad e inocuidad alimentaria”. Dentro de los nuevos desafíos está el innovar en la plantación de nuevas variedades de uva de mesa, con una mayor productividad y competitividad y seguir perseverando en la apertura de nuevos mercados: Asia, Europa, Sudáfrica, India, entre otros.

“En el corto plazo, tenemos como meta seguir trabajando con dedicación y profesionalismo para lograr implementar en la próxima temporada (2020 – 2021), un protocolo SYSTEM APPROACH, que nos permita exportar nuestra fruta a EE.UU. sin tener que fumigar”, cuentan.

Para ello, llevan dos años trabajando con apoyo de la CORFO y de FDF de ASOEX, en el monitoreo de la prevalencia de la lobesia botrana, (polilla de la vid) y de la Brebipapuls Chilensis (falsa arañita de la vid), “ambas plagas cuarentenarias que, si bien existen en muy baja prevalencia en Atacama, creemos que el valle de Copiapó cuenta con características únicas, ya que la lobesia no se ha encontrado en la zona rural”, señalan, lo que corroboraron científicamente a través de un estudio que demostró que Atacama no presenta condiciones para que la lobesia cumpla su ciclo de vida y se prolifere.

“Soñamos que el Servicio Agrícola y Ganadero en el mediano plazo pueda declarar a Atacama libre de lobesia. Mientras eso ocurre seguiremos trabajando en capacitar a los productores de uva, en los procedimientos que exige el cumplimiento del System Approach” afirman Alejandra y Lina.

GRANDES LOGROS

Entre los grandes logros de la APECO está la representación gremial a nivel regional y nacional. “Actualmente representamos a 40 empresas en su mayoría productoras de uva de mesa y olivo (aceitunas frescas y aceite de oliva), una de ellas, además de uvas produce también granadas”, señalan las líderes de la asociación.

Otro logro ha sido la Colaboración con ASOEX, FDF, OTIC AGROCAP, CODESSER, Comunidades de Aguas superficiales y subterráneas; integrar la mesa Nacional de la Sociedad Nacional de Agricultura; participar en el Consejo Hídrico Regional.

También la formulación de proyectos de fomento e innovación postulados a fondos de FIC, FNDR, PROCHILE, INNOVA Chile, CORFO, y FIA. “La obtención de estos recursos públicos nos han permitido resolver problemáticas y necesidades de nuestros asociados en la búsqueda de mejorar competitividad”, recalcan Lina y Alejandra.

No se puede dejar de lado, la realización de charlas técnicas, el seminario Internacional y Rueda de Negocios de Uva de Mesa y Olivo y la participación en proyectos de investigación de interés agrícola regional.

Lina y Alejandra concluyen que nunca hay que bajar los brazos ni darse por vencidos, aún en momentos difíciles como los vividos el año 2015 y 2017 como consecuencia de los aluviones, los que no sólo dañaron los campos sino que también arrebataron algunas vidas humanas, han fortalecido su capacidad de resiliencia y perseverado con más fuerza y con sentido de unidad, en la búsqueda de mejorar la productividad y competitividad de su fruta, y así poder llegar con la más alta calidad e inocuidad a los mercados más exigentes del mundo.

“Hay que tener siempre presente que la agricultura es un rubro que produce alimentos para la humanidad y es un pulmón de oxígeno en la región de Atacama” afirman Lina y Alejandra de la APECO.

 

 

 

 

 

FUENTE: SOCIEDAD NACIONAL DE AGRICULTURA, EL CAMPESINO

Compartir en:

nelson maldonado