junio 2015

Situación y catastro agrícola Copiapó post emergencia

Producto del aluvión sufrido en la región de Atacama la asociación de productores y exportadores de Copiapó, quien está encargada de recoger y encausar el pensamiento colectivo de la mayoría de los productores del valle, se obligó a realizar la tarea de generar un diagnóstico a la situación del rubro agrícola tras dicha catástrofe, con el fin de canalizar y gestionar de mejor manera los recursos que se podrían entregar para mitigar las pérdidas sufridas por el sector agrícola.

Se realizó un catastro agrícola a 39 productores y exportadores, socios y no socios de la APECO, correspondientes a 5.233 hectáreas de la superficie cultivable del valle de Copiapó.

El objetivo de esta encuesta se basa en 3 aspectos fundamentales:

Conocer el nivel de superficie e infraestructura dañada y los recursos necesarios para reparar estos daños.

Cuantificar el número de trabajadores pertenecientes a las empresas que fueron afectados por la catástrofe y su apoyo por parte de la empresa.

Saber qué tipos de ayudas sociales fueron realizadas, por parte de las agrícolas y exportadoras hacia otras empresas, personas, localidades e instituciones.

Los resultados de esta encuesta fueron tabulaos y aplicados bajo una estadística simple que permitió conocer datos duros e información valiosa de los efectos de esta catástrofe sobre el rubro agrícola en el valle de Copiapó.

Esta información generada permitirá gestionar de mejor forma la ayuda a las empresas dañadas y mitigar los impactos negativos de la catástrofe sufrida el 25 de Marzo del 2015.


 

Consecuencias del aluvión

Hectáreas afectadas.

De un total de 5.233 ha censadas, se desprende que como consecuencia directa del aluvión se afectaron cerca de 2.326 ha correspondientes al 42% de la superficie censada.

Existen 353 ha que producto de la gran devastación del aluvión no se pueden recuperar, las cuales corresponden al 7% del total encuestado.

A su vez se estima que las hectáreas que se pueden recuperar corresponden a 1.973 correspondientes a un 37% del total encuestado. Donde 1.487 ha, correspondientes al 28% se pueden recuperar con la habilitación de riegos y limpieza de canales.

 

Personal y tiempo de recuperación.

Se estima que las 39 empresas afectadas censadas necesitarían cerca de 420 personas además de maquinarias para realizar tareas de habilitación de predios.

Se estima que las empresas censadas afectadas podrían dejar de contratar a cerca de 500 personas para las labores de la próxima temporada.

 

Situación laboral actual.

761 personas de Planta se encontraban contratadas el día de la catástrofe, de las cuales se estima que 130 personas (correspondientes al 17,1%) serán desvinculadas como consecuencia directa de la catástrofe.

2552 personas de Temporada se encontraban contratadas el día de la catástrofe, de las cuales se estima que 272 (correspondientes al 10,7%) personas serán desvinculadas como consecuencia directa de la catástrofe.

“En total hasta 402 personas podrían perder su fuente laboral.”

 

Trabajadores que se encontraban en los campos el día del aluvión.

El día de la catástrofe según las 39 empresas censadas se encontraban cerca de 1.743 personas en los campos afectados de las cuales se registraron 22 personas con lesiones (1,49%), 1 persona desaparecida y 1 persona falleció.

 

Pérdidas materiales de los trabajadores afectados.

De un total de 3.313 personas que se encontraban contratadas de planta y jornada en las 39 empresas censadas, se estima que 37 personas, correspondientes al 1%, perdieron sus viviendas y 203 personas, correspondientes al 6%, sufrieron daños parciales en sus viviendas.

 

Ayuda entregada por las 39 empresas censadas.

En la tabla a continuación se presenta el tipo de ayuda y el número de empresas que ha prestado dicha ayuda.

 

Habilitación de albergues 4
Traslado trabajadores 11
Apoyo económico 11
Mejoramiento de vivienda 14
Otros 19

 

“Cerca de 2.099 trabajadores se vieron beneficiados con las acciones realizadas por las empresas agrícolas”

 

También se destacan otros tipos de ayuda como:

  • Equipamiento para casas, alimentación, agua, víveres y productos de sanitación y limpieza
  • Rescate en helicóptero
  • Traslado por problemas de Salud
  • Facilitación de duchas a trabajadores y comunidad
  • Cuadrillas para limpiar casas
  • Donación de colchones y camarotes
  • Otros apoyos de emergencia

 

Ayuda de las empresas a la comunidad.

  • Se ha entregado alimento, agua, petróleo, productos de primera necesidad y de limpieza a otras agrícolas que se encontraban con mayores problemas y localidades aisladas
  • Apoyo logístico a Militares, en servicios médicos, rescate de trabajadores, traslados y temas de conectividad
  • En los Loros, entrega de mercadería y agua potable
  • Materiales de construcción para el despeje de vías y casas con barro
  • Albergues temporales, alimentación, baños, duchas, ropas y paso por agrícolas que tenían mejor acceso
  • Cajas de mercadería para habitantes de comunidades afectadas

 

Canalización de la ayuda.

Las empresas agrícolas más afectadas (15 aproximadamente) no han podido realizar apoyo a la comunidad debido a las grandes pérdidas sufridas.

Las empresas agrícolas que han apoyado a la comunidad, lo han hecho principalmente de forma privada (17 empresas), entregando alimentaciones, albergues, agua y materiales directamente a las personas que habitan el valle.

Hay sólo 2 empresas que han apoyado mediante la canalización de sus recursos a través del municipio de Tierra Amarilla.

Finalmente solo 1 empresa ha canalizado sus aportes y apoyo logístico importante a través del Ejército de Chile.

 

Necesidades Insatisfechas

  • Agua potable.
  • Alimentación.
  • Energía.
  • Productos de limpieza y sanitación.
  • Equipamiento para los hogares de los trabajadores.
  • Locomoción a los predios.
  • Reparación de campamentos.


 

Consideraciones importantes

Panorama laboral de la próxima temporada

Si tomamos en cuenta que se requieren 1 personas, por cada 2 hectáreas de parronales de uva, para realizar la poda; 1 persona por cada hectárea de parronal de uva, para realizar la cosecha; y 1 persona, por cada casi 7 hectáreas de parronales de uva, para realizar las labores de amarre, entonces se enfrenta un escenario futuro bastante pesimista si es que no se realizan labores de recuperación de la capacidad de riego ni de limpieza de predios.

Poda Amarra Cosecha Hectáreas afectadas Personas Totales
1 persona cada x Hectáreas 0,5 0,15 1
Diminución de personal Directo 176,5 52,95 353 353 582,5
En Peligro si no se realizan labores de Remediación 987 296,1 1974 1974 3257,1
Total 3840

 

En el peor de los casos, 3840 empleos se perderían de forma directa en los predios en las próximas temporadas, solo por el hecho de no realizar labores de recuperación de terrenos afectados.

Esta estadística se queda bastante corta si es que además asumimos que existe personal asociado a el trabajo de packing, personal de apoyo a las labores como tractoristas y técnicos, además de personal de oficina que también podrían ´perder sus empleos.

 

 

 

Observaciones

  • Rubros olivícolas y oleícolas bastante afectados porque la catástrofe sucedió ad portas de cosecha de la oliva.
  • Rubro de la uva deshidratada (pasas) también se vieron bastante afectados por las pérdidas directas de producción, como también debido a las enfermedades fungosas derivadas de la humedad en las canchas de secado y en la menor capacidad de deshidratación de la fruta.
  • Predios con lugares inaccesibles para cuantificación de los daños.
  • Pérdidas totales en muchos predios encuestados de Packings, Frigoríficos, Bodegas, Matricería de Riego, Sistemas eléctricos, Campamentos, Casinos, Oficinas, Cierres Perimetrales, Camiones, Tractores, Talleres, Fruta Embalada, Bocatomas, Pozos, Pulverizadoras, Nebulizadoras, Generadores, Agroquímicos, Pasas, Herramientas y materiales agrícolas.
  • Comunidades cercanas requieren mucho apoyo.
  • Reparar las redes de canales.
  • Pérdidas de producción de pasas que se estaban secando.
Compartir en:

Presidenta de APECO: La agricultura en Atacama ad portas de la muerte

Hoy se cumplen dos semanas desde la serie de aluviones que arrasaron con todo lo que estaba a su paso, dejando a la Región de Atacama y a miles de familias sumida en una completa catástrofe nunca antes vista en el desierto más árido del mundo. Desde el mismo momento en que ocurrieron los hechos, las 32 empresas socias de la Asociación de Productores y Exportadores Agrícolas de Valle de Copiapó (APECO), han puesto su acento en una serie de medidas enfocadas en los trabajadores agrícolas, sus familias, y los habitantes de las localidades rurales donde se desarrollan actividades agrícolas en nuestro valle.

En una primera instancia, el foco estuvo puesto en auxiliar y prestar ayuda en dos frentes, “por una parte, nuestras empresas socias pusieron como prioridad el resguardo y cuidado de todos los trabajadores y personas que se encontraban dentro de los distintos campos a lo largo del valle, donde el principal objetivo era garantizarles techo, alimentación y su rescate de ser necesario, para lo cual se dispuso de un helicóptero que apoyó las labores de rescate de personas heridas, aisladas y también de aquellas personas fallecidas producto de esta catástrofe. Por otra parte, se dispuso ayuda y apoyo a distintos albergues a lo largo del valle en las zonas agrícolas. Para ello se activó una red de apoyo solidario consistente en agua, alimentos, bidones para almacenar agua, mascarillas, material de construcción y distintas herramientas que son necesarias para el proceso de limpieza y reconstrucción de las zonas devastadas”, indicó la Presidenta de APECO, Lina Arrieta Herrera.

Asimismo, Arrieta Herrera señaló que “se comenzó con un levantamiento de catastro a nivel de todas las empresas socias para poder conocer el impacto real que tuvo la catástrofe en dos principales áreas; primero, tener claridad cuáles fueron los impactos en los trabajadores y sus familias, para poder brindarles apoyo en los requerimientos más urgentes y ayudarlos a palear esta difícil situación; y en segundo lugar, identificar los daños para el sector agrícola de la Región de Atacama. Aquí, por una parte, se está levantando un registro para conocer los daños al interior de los campos, ya sea en la infraestructura asociada al regadío, como a los frigoríficos, packing, comedores, oficinas, salas de maquinarias, bodegas, campamentos, donde la seguidilla de aluviones dejó millonarias pérdidas; y por otro lado, junto con autoridades del Gobierno Central y Regional, así como con la Asociación Nacional de Exportadores y otras organizaciones, se está trabajando arduamente para exponer la situación crítica en la que se encuentra toda la infraestructura de riego, la que puede terminar de sepultar -lo que no fue arrasado o enterrado por los aluviones- la agricultura del Valle de Copiapó, generando consecuencias nefastas para miles de familias que tienen como principal sustento la tierra”.

Mencionar que como parte de las gestiones realizadas por APECO, se coordinó visitas a algunos campos y parte del valle con el Ministro de Agricultura, Directores Nacionales y Regionales de INDAP, SAG y CNR, con el propósito de mostrarle a las autoridades en terreno la magnitud de los daños y solicitar de manera urgente la entrega de recursos para el encauzamiento del río, rehabilitación de los sistemas de riego, las mini centrales de acopio y distribución de agua, “ya que gran parte de las bombas de regadío -superficiales y subterráneas- están bajo el lodo y sin electricidad, pues sin dicha infraestructura la agricultura del Valle de Copiapó dejará de existir. Asimismo, se gestionó la visita de Ronald Bown, Presidente de ASOEX, quien se reunió con distintos socios de APECO y vio en terreno la crítica situación que vive el sector agrícola de Atacama”, manifestó Arrieta.

Consignar también que dentro del marco de gestiones por reactivar el sector, Patricio Crespo, Presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura y Juan Carolus Brown, Presidente de FEDEFRUTA, “comenzaron su visita para conocer la situación actual del valle y sumarse al apoyo en la gestión de recursos a través de los distintos ministerios, de manera de poder dar sentido de urgencia a la rehabilitación del riego y de los suelos, lo que permitirá salvar la actividad agrícola del valle”.

Según la Presidenta de APECO, “la agricultura de Atacama morirá si no se recupera el cauce de los ríos y no se habilitan los sistemas de riego en un plazo no mayor a 30 días a contar de hoy -ayer-; de hecho, durante el mes de mayo usualmente comienzan los trabajos de poda y cosecha de aceitunas que dan directamente trabajo a alrededor de 10 mil personas en el valle y a varios miles de manera indirecta asociados a servicios de transporte, alimentación, seguridad, arriendos de maquinarias y vehículos, etc.”.

Arrieta destacó el rol que juega la agricultura en la Región de Atacama, planteando que el sector “es una actividad renovable directamente asociada a la producción de frutas y verduras, y nuestra región representa parte importante de la producción de uva de mesa, olivos, y una serie de frutas y hortalizas. En esta misma línea, nuestra otra preocupación como APECO es la grave situación que viven pequeños y medianos agricultores productores de hortalizas, donde en algunos casos todas las plantaciones e instalaciones fueron arrasadas por los aluviones, lo que impactará directamente en el abastecimiento de frutas y verduras a nivel regional y nacional, y en sus precios”.

Finalmente, Lina Arrieta sostuvo que la realidad de Atacama es desoladora; la región y el sector agrícola han sido azotados durante años por una sequía que ha afectado la agricultura y el pulmón verde de la región. Ahora, nuevamente la naturaleza vuelve a desafiar a los agricultores, sus familias y a esta actividad económica llena de incertidumbres provenientes de factores externos como el clima y los recursos hídricos. Por lo mismo, considerando la relevancia que tiene el sector como pulmón verde y actividad en la región, APECO -representando a todos los agricultores del valle- hace un llamado a las autoridades y a todos aquellos privados para aunar esfuerzos, buscando garantizar el restablecimiento y apoyo para reencausar los Ríos Manflas, Jorquera, Pulido y Copiapó, y así recuperar los sistemas de riego; condiciones que permitirán que la agricultura siga existiendo en la región y que miles de familias puedan seguir contando con este sector productivo como fuente laboral”, sentenció.

redimensionar2
Compartir en:

SNA estima daños en más de 900 hectáreas de parronales y más de 1000 de olivos y hortalizas

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, realizó un recorrido por 19 predios afectados por las lluvias y aluviones en el Valle de Copiapó, con el fin de realizar un catastro en terreno de los daños causados por el fenómeno climático.

De manera preliminar, la entidad estimó daños en más de 900 hectáreas de parrones y en unas 1000 hectáreas de olivos y hortalizas. Sólo en el caso de los parronales, cada hectárea representa una inversión de al menos $60 mil dólares.
«En la mayoría de los casos, se trata de hectáreas completas arrasadas por el lodo, además de infraestructura, maquinaria agrícola y sistemas de riego destruidos. La gravedad de este escenario es que las hectáreas que no fueron alcanzadas por el aluvión necesitan ser regadas con urgencia o la pérdida será total», señaló Crespo, quien realizó la visita en conjunto con la presidenta de la Asociación de Productores y Exportadores Agrícolas del Valle de Copiapó (APECO), Lina Arrieta, y el presidente de Fedefruta y director de la SNA, Juan Carolus Brown.

Crespo agregó que entre 18 y 20 mil empleos se verán afectados la próxima temporada ya que muchos productores perdieron su fuente trabajo y no podrán realizar sus actividades.

Compartir en:

SNA hace fuerte llamado de ayuda para agricultores del valle de Copiapó

Hectáreas de cultivos bajo el lodo y daño en la infraestructura de riego son algunas consecuencias del desastre, según contaron desde la entidad gremial.(FOTO: Agencia Uno )

Un llamado urgente para que las autoridades asistan a los agricultores del Valle de Copiapó hizo el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, tras contactarse nuevamente con los productores de la región.

Así lo relató Lina Arrieta, presidenta de la Asociación de Productores y Exportadores Agrícolas del Valle de Copiapó (Apeco), quien señaló que la prioridad en este momento es rescatar a los heridos y entregar alimentos y agua a los afectados ya que, aseguró, en comunas como Tierra Amarilla no ha llegado ninguna ayuda de las autoridades a tres días de la catástrofe.

«Los agricultores con los que hemos podido comunicarnos manifiestan que las pérdidas son millonarias y que sus hectáreas de parronales están tapadas por el lodo», expresó.

Asimismo, la dirigente aseguró que «necesitamos de manera urgente un helicóptero que nos permita subir al valle, evacuar a los heridos y llevar agua».

Uno de los productores que ha logrado llegar hasta algunas zonas afectadas es Óscar Prohens, director de Apeco y agricultor de la región. Según su relato, los aluviones cubrieron en algunos casos hasta cinco hectáreas de parrones donde habrá que limpiar y sacar todo el lodo. «Hay daños en parronales, viviendas e instalaciones de packing. Pero el problema mayor en este momento es despejar el valle hacia arriba. Hemos visto muy poco movimiento de maquinaria y buena parte de la ayuda la están entregando las empresas agrícolas de la zona, que en algunos casos han puesto helicópteros privados para rescatar gente, repartir agua y alojar damnificados en sus instalaciones», explicó.

 

Los impactos en la infraestructura hídrica de la zona fueron alertados, en tanto, por Cristián González, gerente de la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus afluentes, quien señaló que las lluvias y aluviones cambiaron el nivel de los ríos y destruyeron kilómetros de canales. «En la zona de San Fernando quedaban como 800 hectáreas de hortalizas que quedaron todas bajo el barro, perdidas completamente», dijo.

Además señaló que «teníamos el primer valle de Chile que había logrado tener todas sus compuertas con medidores para hacer una entrega transparente y eficiente del agua. Ahora, habrá que reconstruir todo esto».

El presidente de la SNA se sumó al llamado, señalando que en las zonas rurales de la región persiste la crisis y urge acudir en ayuda de estas familias. «Atacama y Coquimbo son regiones que han logrado potenciar el desarrollo agrícola, lo que implica que cientos de familias vivan en zonas rurales apartadas y, de muchas de ellas, lamentablemente no hemos tenido noticias hasta ahora. Hago un llamado urgente a las autoridades para que acudan en rescate de estas personas», pidió.

El presidente de la SNA agregó que, precisamente por el aislamiento de la mayoría de los agricultores, no ha sido posible hacer un catastro de los daños que dejaron las lluvias. «Ya habrá tiempo para levantar información y hacer los diagnósticos económicos», sostuvo.

 

Peso de la agricultura en la zona

En Atacama y Coquimbo hay 41.093 hectáreas de plantaciones frutales que representan el 14% de la superficie total de frutales del país.

El 34% de los huertos frutales son menores de 20 hectáreas, es decir, pertenecen a pequeños y medianos agricultores. En ambas regiones, este verano la agricultura empleó a 54 mil personas.

Compartir en:

Gremios se unen y emplazan al Gobierno a terminar con el paro de Aduanas

Santiago, 28 de mayo 2015.- La Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (Asoex), SalmonChile, Confederación Nacional de Transportes de Carga, ChileTransportes, y la Multigremial de Emprendedores de Chile, exigieron a las autoridades de Gobierno poner fin al paro de aduanas que ya se extiende por nueve días.

Los representantes coincidieron en que a pesar de ser una demanda legítima de los funcionarios de Aduana, el conflicto está perjudicando de manera evidente la pérdida de productos perecederos (salmón y fruta fresca), siendo lo más grave la pérdida de imagen, credibilidad, confianza y clientes, que en definitiva es muy difícil de recuperar, generando finalmente una pérdida de competitividad de Chile como proveedor mundial.

«Tenemos que visualizar que las soluciones que se han planteado con anterioridad se han implementado sin una visión de largo plazo, no estando encausadas hacia una solución de fondo, que se sustente en una institucionalidad que entregue cierta seguridad que los servicios, que son parte del motor de la economía y desarrollo del país, tengan continuidad. No es justo que los errores de las autoridades sean absorbidos por el sector privado. Es el momento que nos pongamos los pantalones largos y visualicemos soluciones en conjunto a largo plazo», señaló el Presidente de Asoex, Ronald Bown; indicando además de la necesidad de implementar un sistema de solución de controversias, acordado por todas las partes, para lograr dirimir este tipo de conflictos.

Por su parte, Mauricio Perrot, Presidente de ChileTransportes afirmó: «Es urgente encontrar una solución para este paro. Es muy importante que el Gobierno tome consciencia de cuánto ha aumentado el comercio en nuestro país en los últimos 30 años. Esto debe servir para tener servicios de Aduana que estén al nivel del importante comercio internacional que tiene nuestro país en la actualidad, para no seguir arriesgando nuestra buena reputación en los mercados globales».

«En la medida que se alarga el conflicto se pierde capacidad de maniobra, lo que implica que no se puedan cosechar los peces, pudiendo provocar un riesgo sanitario grave que puede afectar la credibilidad de nuestra actividad», indicó Carlos Vial, vicepresidente de SalmonChile.

En tanto, Juan Pablo Swett, Presidente de la Multigremial de Emprendedores de Chile, emplazó al Ministro de Hacienda a «meterse las manos al bolsillo» para solucionar el conflicto a la brevedad. «Hoy le estamos pidiendo al Gobierno que se haga cargo de la deuda histórica que se tiene con los trabajadores de ese servicio, porque un país moderno, requiere de aduanas modernas.»

Finalmente, el Presidente de la CNTC, Sergio Pérez, puntualizó que hay choferes de camiones de carga que están detenidos desde que se inició el conflicto, sin poder cumplir con los compromisos adquiridos. Asimismo, José Egidio, representante de la misma entidad, empatizó con el factor humano del conflicto, señalando que desde hace nueve días los choferes parados en fronteras no tienen acceso a servicios básicos, ni alimentación adecuada.

Compartir en:

Municipalidad de Copiapó realiza poda de árboles con peligro de caída

En el parque Schneider personal municipal de la Dirección de Operaciones Municipales (DOPER), comenzó a trabajar desde muy temprano en la poda de árboles con riesgo de caída de este parque ubicado en avenida Copayapu, iniciativa que se ejecuta con el fin de mantener la limpieza y dar mayor seguridad a los transeúntes.

 

Daniela Rodríguez, encargada del Departamento de Jardines de la Municipalidad de Copiapó, comentó que “arrendamos una máquina grúa de 20 metros, la única que existe en la región para trabajar directamente en la poda de árboles pimientos y estos son muy riesgosos cuando cumplen una cierta cantidad de años; además estos primeros días de la semana aquí no se coloca la feria y el flujo de público es minoritario, por eso aprovechamos la oportunidad de ejecutar estos trabajos”.

 

La poda de mantención consiste en eliminar estrictamente sólo aquellas ramas y ramillas secas que no prestan utilidad para el árbol y que revisten algún peligro para el espacio público. También se realiza para regular el crecimiento de acuerdo a la cercanía de luminarias y cables.

En este sentido, el funcionario a cargo de la cuadrilla de podas de árboles en Copiapó, Miguel Varas, dijo que “el trabajo que estamos realizando en este parque consiste en rebajar los árboles pimientos, ya que tiene mucho riesgo de caída para la persona que transitan a diario por este lugar. Comenzamos muy temprano para no cortar las calles aledañas y terminar lo antes posible».

 

Asimismo se informó que los trabajos de poda continuarán desarrollándose en diferentes puntos de la ciudad, con el fin de mejorar su estructura, en función a su forma natural y emplazamiento en el espacio urbano.

Compartir en:

Ministra Williams participa en lanzamiento de nuevo producto agrícola en base a cobre

La autoridad donde destacó este tipo de iniciativas como una oportunidad para construir una agenda público-privada de investigación, desarrollo e innovación.
“La minería en Chile suma innovación y tecnología, y nos encontramos con una potente muestra de esto”, declaró la Ministra de Minería Aurora Williams en el lanzamiento de Agrocopper, un fungicida y bactericida en base a cobre destinado a la industria agrícola, de la Compañía Minera San Gerónimo en la Región de Coquimbo.
La ministra destacó la iniciativa que “encadena de manera virtuosa el desarrollo de la actividad minera, ya que este producto constituye sin duda una innovación y un aporte que supera la frontera de la minería”.
El producto nació de la búsqueda de nuevos usos para las sales de cobre, con lo cual se creó una nueva tecnología del mineral rojo, registrada como fungicida y bactericida para el control de enfermedades fungosas y bacterias en diferentes cultivos. Este producto es único en esta categoría a nivel nacional y será comercializado al extranjero.
Este proyecto, dijo la Secretaria de Estado, demuestra que los desafíos que enfrenta la minería pueden estimular también el desarrollo de nuevo conocimiento. “Se trata de una oportunidad, Chile ha alcanzado una posición privilegiada en minería a nivel mundial y esto ha generado una base productiva, técnica y profesional más especializada”, agregó.
La Ministra Williams agregó que aunque ambos sectores, el minero y el agrícola, se presentan de alguna manera en una competencia, en esta ocasión es posible ver una “mezcla virtuosa en la práctica, desde la minería con un proceso innovador desarrollado por una empresa de la mediana minería de nuestro país, y dirigido a la agricultura”.
La Secretaria de Estado destacó el rol de la empresa en temas de seguridad de sus trabajadores, además de las relaciones con las comunidades y pequeños mineros, que se suman a las iniciativas de innovación que ha impulsado San Gerónimo. “La innovación es un tema fundamental para nuestro país, es fundamental para la minería desde el punto de vista de agregación de valor”.
Desarrollo e innovación
La autoridad minera planteó que en nuestro país están las condiciones para consolidar una plataforma para el desarrollo de soluciones tecnológicas, de mayor valor agregado y a exportable a otros mercados.
Williams mencionó que el impulso del desarrollo se debe dar a través de la alianza público privado, para construir una agenda compartida de investigación, desarrollo e innovación, coherente con los desafíos estratégicos de la industria.
“Por eso, junto a Corfo, Fundación Chile y otras instituciones ligadas a la minería, hemos planteado una estrategia de desarrollo basada en los clúster en donde trabajamos para alcanzar al menos 250 empresas proveedoras de clase mundial al 2020, que aporten valor agregado, innovación y soluciones tecnológicas”, concluyó.

Compartir en: